Establecer un límite de depósitos